Abdominoplastia. Tratamiento eficaz de los efectos secundarios.


La abdominoplastia es una de las intervenciones más solicitadas en Cirugía Plástica. Tras la operación, pueden aparecer efectos secundarios como hematomas, inflamación y dolor que van disminuyendo llegando a desaparecer. Sin embargo, hay pacientes que pasados varios meses siguen presentando distintos síntomas que describimos a continuación:


🔹Dolor más o menos difuso en abdomen, lumbares, zona de la cicatriz o caderas.


🔹Alteraciones de la sensibilidad en diferentes zonas abdominales para el tacto o la temperatura. En algún caso el paciente refiere que le es desagradable que le toquen el abdomen.


🔹Cicatriz prominente, roja y/o dolorosa.


🔹Sensación de que le cuesta realizar respiraciones profundas.


🔹Alteración del ritmo intestinal con estreñimiento.


🔹Síntomas compatibles con infecciones urinarias que en algunos casos no se acompañan de analíticas que confirman la infección.



Todos estos síntomas suelen indicar una fibrosis abdominal postquirúrgica.

Esto no implica una mala técnica, es una reacción cicatricial exagerada por alteraciones biomecánicas en pelvis y/o columna, que podían existir antes de la intervención, o a nivel de los distintos tejidos que componen el abdomen.


El método Khana actúa sobre la fibrosis postquirúrgica, sin fármacos ni cirugía, logrando que desaparezcan estos efectos secundarios en su gran mayoría.