Se empieza notando que el cepillo tiene más pelos, caen más en el lavabo, aparecen más en la ropa...

Se piensa que es por el otoño y volverá a salir... Después, se va observando que cada vez hay que dar más vueltas al coletero para que no se caiga, cada vez hay menos cantidad de pelo; son los años, es normal... 

Sin darte casi cuenta, ¡ESTÁS PERDIENDO PELO!

 

¿Y SI TE DECIMOS QUE PODEMOS RECUPERAR TU CABELLO?

press to zoom

press to zoom

press to zoom

press to zoom
1/3

CADA PACIENTE ES ÚNICO. VEN, INFÓRMATE. LA PRIMERA VISITA ES GRATUITA

¡Gracias por tu mensaje!